Skip to main content

Incrementar nuestro impacto

Skip to main content

Los rotarios son conocidos por obtener resultados. Nuestros esfuerzos colectivos pueden cambiar vidas por generaciones.

Según el Centro de Estudios sobre la Sociedad Civil de Johns Hopkins, los socios de Rotary contribuyen a las comunidades de todo el mundo con cerca de 47 millones de horas de voluntariado al año, por un valor estimado de 850 millones de dólares. ¿Cómo seguimos no solo marcando la diferencia sino también demostrando lo que somos capaces de lograr? Actuando en base a datos, y mejorando la forma en que definimos, medimos y analizamos nuestros esfuerzos.

En el futuro, incrementaremos nuestro impacto al evaluar los resultados de nuestra labor y aprender de nuestros éxitos y reveses.

Marcamos la diferencia

A los rotarios se les conoce como personas que obtienen resultados. Nuestros esfuerzos colectivos pueden cambiar vidas por generaciones, como nuestra labor para proteger a miles de millones de niños contra la polio. Gracias a nuestra participación en la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio (GPEI por sus siglas en inglés) y a la labor de recaudación de fondos y de promoción de innumerables socios, hoy en día caminan casi 19 millones de personas que, de otro modo, habrían quedado paralizadas, y están vivas 1,5 millones de personas que, de otro modo, habrían muerto.

En agosto de 2019, Nigeria, el último país de África donde la polio es endémica, cumplió tres años sin un solo caso de polio causada por el poliovirus salvaje, gracias a la incansable labor de los socios de Rotary, los trabajadores de la salud, las entidades colaboradoras y los gobiernos. Como último país endémico de la polio en la región africana de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este hito allanó el camino para que toda la región africana fuera certificada como libre del poliovirus salvaje en agosto de 2020.La declaración de Nigeria como país libre del poliovirus salvaje y su eliminación de la lista de países endémicos es un increíble logro de salud pública para Nigeria y todos los países de la región, así como un enorme paso adelante en el camino hacia la erradicación mundial de la polio.

Nuestros logros van más allá de la campaña para poner fin a la polio. La infraestructura para la erradicación de la polio ha prestado un apoyo fundamental para hacer frente a la COVID-19 en muchos países vulnerables. Asimismo, ha desempeñado un papel continuo en otros esfuerzos sanitarios, como el suministro de tratamientos médicos y vacunas adicionales, mosquiteros para prevenir el paludismo, acceso al agua potable y jabón para lavarse las manos.

La lucha contra las enfermedades es una de nuestras áreas de interés. Los rotarios y rotaractianos también apoyan la educación, hacen crecer las economías locales, protegen a las madres y los niños, promueven la paz y proporcionan agua potable, saneamiento e higiene.

En las estanterías, una persona lee un libro titulado Transforming Rwanda, uno de los 19 000 volúmenes y 30 000 títulos digitales de la biblioteca.

Desde hace mucho tiempo, Rotary apoya actividades que protegen el medioambiente, proporcionando 18 millones de dólares en subvenciones globales durante los últimos cinco años a través de nuestras áreas de interés existentes. En reconocimiento al creciente interés en la conservación del medioambiente entre nuestro socios, el Consejo de Fiduciarios de La Fundación Rotaria y La Directiva de Rotary International aprobaron por unanimidad el establecimiento de una nueva área de interés: protección del medioambiente.

Más que una biblioteca

Tras el genocidio de 1994 en Ruanda, el Club Rotario de Kigali-Virunga buscó formas de apoyar la paz, la reconciliación, la estabilidad, la seguridad y el crecimiento económico del país. Los socios del club consideraron que la alfabetización y el acceso a la información serían fundamentales para alcanzar esos objetivos. Así que, en el año 2000, decidieron construir la primera biblioteca pública de Ruanda.

En esa época, los libros eran difíciles de obtener en el país, y el acceso a la tecnología —y a nuevas ideas— era limitado. Tomó más de una década, pero con el apoyo de subvenciones de la Fundación Rotaria, donaciones privadas y contribuciones del gobierno, la Biblioteca Pública de Kigali abrió sus puertas en 2012. Ahora es una institución importante en la bulliciosa capital, con 19 000 volúmenes alojados en tres pisos, además de 30 000 títulos digitales. 

Los estudiantes tienen un lugar para hacer los deberes. Los niños pueden jugar mientras sus padres visitan el cibercafé. Grupos de personas pueden celebrar sus reuniones en salas de conferencias. Es un lugar libre y pacífico, abierto a todos. También es un recordatorio de lo lejos que ha llegado Ruanda.

Turismo sostenible

Hasta finales del siglo XX, Mollejones era un pueblo dedicado al cultivo del café y la caña de azúcar. Cuando los precios de los productos básicos comenzaron a caer en picada hace dos décadas, la mitad de su población se fue para encontrar nuevas formas de ganarse la vida. Fue entonces cuando la idea del turismo comunitario echó raíces entre los emprendedores locales. Pero necesitaban ayuda.

El Club Rotario de Cartago (Costa Rica) se asoció con el Club Rotario de Denton, Texas (EE.UU.), en un proyecto de subvención global para ayudar a las mujeres a poner en marcha una cooperativa de turismo. El grupo atrae visitantes a la zona para explorar sus bosques tropicales, cascadas y tradiciones culturales. Los operadores también trabajan con otros empresarios locales para mostrar el patrimonio de la comunidad a través de visitas a granjas y clases de cocina.

Laura Vargas Calderón muestra a los visitantes cómo hacer un panecillo tradicional costarricense.

Para albergar a los grupos de turistas y proporcionarles un espacio de reunión, los rotarios e interactianos de Texas trabajaron junto con los rotarios, colaboradores y voluntarios locales de Costa Rica para construir un «albergue ecológico», con Wi-Fi de alta velocidad.  

Muchas de las mujeres que participan en la cooperativa son madres solteras deseosas de convertirse en empresarias de éxito. Recibieron formación empresarial, entre las que se incluyeron lecciones de contabilidad, fijación de precios y mercadotecnia, a través de talleres financiados por subvenciones.

El proyecto ha beneficiado a toda la comunidad al traer empleos a la zona y crear una economía más estable.  

Dando vida a proyectos de servicio transformadores

En el 2019-2020, La Fundación Rotaria otorgó más de 300 millones de dólares en subvenciones por primera vez en su historia. Las subvenciones, por un total de 307 millones de dólares, adelantaron las metas estratégicas de la Fundación y permitieron a los rotarios hacer el bien como nunca antes.

La pandemia de COVID-19 trajo consigo desafíos sin precedentes para las comunidades de todo el mundo. Cuando se necesitó ayuda, Rotary respondió. Al 30 de junio, la Fundación había concedido casi 8 millones de dólares para proyectos relacionados con la COVID-19 mediante subvenciones de respuesta ante catástrofes, gracias a la generosa financiación de los fiduciarios y la Directiva. La Fundación también otorgó más de 14 millones de dólares a través de subvenciones globales para apoyar las actividades de respuesta a la COVID-19.

La Fundación ofrece subvenciones que ayudan a los socios de Rotary a aumentar su impacto a través del servicio, las becas y la capacitación..

  • A través de las subvenciones globales, los clubes se asocian entre sí en proyectos internacionales con un gran impacto sostenible. Los clubes rotarios de Machala Moderno (Ecuador) y Chicago, Illinois (EE.UU.), trabajaron juntos en un proyecto de subvención global para restaurar una cuenca hidrográfica devastada en las faldas de los Andes. Mediante consultas con los líderes y residentes locales, los rotarios aprendieron la forma en que interactúan la tierra, el agua y la comunidad, y diseñaron un proyecto que ha mejorado la calidad y el suministro de agua de la zona.
  • Cuando una solución más pequeña y a corto plazo puede producir resultados eficaces para una comunidad, el proyecto puede financiarse con una subvención distrital. El Club Rotario de Jeffreys Bay (Sudáfrica), utilizó una subvención distrital para instalar un equipo de juegos infantiles al aire libre en una clínica local para madres y bebés.
  • Las subvenciones de Rotary de respuesta ante catástrofes proporcionan fondos urgentes para ayudar a las comunidades a recuperarse de un desastre natural. Después de que un mortífero terremoto azotara Albania, los clubes de ese país utilizaron los fondos que recibieron de una subvención de respuesta ante catástrofes para entregar paquetes humanitarios de alimentos y artículos de higiene a las familias desplazadas.
  • Las subvenciones PolioPlus de Rotary financian las actividades de erradicación de la polio en los países polioendémicos y de riesgo. Asimismo, las subvenciones Colaboradores de PolioPlus brindan apoyo a proyectos urgentes relacionados con la polio remitidos por los socios de Rotary.
  • 300.00 millones

    en subvenciones por primera vez en su historia (USD)

  • 151.80 millones

    financiamiento total para subvenciones PolioPlus* (USD)

(*subvenciones Colaboradores de PolioPlus)

Rotarians are known for getting results. Our collective efforts can change lives for generations.