Skip to main content

Incrementar nuestra capacidad de adaptación

Skip to main content

Rotary y sus colaboradores han desempeñado un papel fundamental en la protección de las comunidades contra la COVID-19, tal como lo hicieron con el ébola, la fiebre amarilla y la gripe aviar.

A lo largo de la historia de Rotary, nos hemos adaptado a un mundo cambiante, desde la adopción de la tecnología moderna hasta la expansión de clubes y proyectos a nuevas partes del mundo. Los rotarios y rotaractianos utilizan su creatividad, ingenio y empatía para liderar en medio de la incertidumbre y forjar nuevos caminos.

Como red de líderes empresariales y comunitarios, nuestros socios saben que se necesita innovación y flexibilidad para avanzar en tiempos de cambio. Nuestros clubes encuentran maneras de superar los obstáculos para poder seguir trabajando y colaborando. Hemos mantenido nuestra conexión humana y la capacidad de marcar la diferencia, incluso en circunstancias sin precedentes.   

Adaptación y superación

A medida que la COVID-19 se extendía por todo el mundo, nuestra capacidad de adaptación se fortaleció. Cuando las reuniones en persona se volvieron riesgosas, los clubes pasaron a realizar reuniones en línea. Nuestros socios encontraron nuevas formas de conectarse, primero con ciberclubes que ofrecían consejos sobre cómo reunirse virtualmente, luego con expertos en salud y otros invitados que participaban en las reuniones a distancia. En algunos clubes, la asistencia se disparó.

Una crisis sanitaria mundial no impidió que nuestros socios sirvieran a sus comunidades. Los clubes rotarios entregaron comida a los residentes confinados en sus casas. Fabricaron mascarillas y protectores faciales. Recaudaron fondos y donaron suministros a hospitales, escuelas y asilos de ancianos.

Basándose en sus décadas de experiencia en detener brotes de polio, Rotary y sus colaboradores han desempeñado un papel fundamental en la protección de las comunidades contra la COVID-19, tal como lo hicieron con el ébola, la fiebre amarilla y la gripe aviar. La erradicación de la polio es nuestro principal objetivo, pero tenemos el imperativo moral de proteger al público y salvar vidas. Por ello, la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio, con sus miles de trabajadores contra la polio y una amplia red de laboratorios y de vigilancia epidemiológica, transfirió temporalmente sus recursos para ayudar a los países vulnerables a prepararse y hacer frente a la COVID-19.

Este año, el mundo rotario se iba a reunir en Honolulu, Hawái (EE.UU.), para la Convención de Rotary International 2020. El mayor evento de la organización se canceló para proteger la salud de los asistentes y los residentes de Hawái. Rotary cambió su enfoque y pasó de planear un evento en persona a celebrar una conferencia virtual. A lo largo de siete días, más de 60 000 asistentes escucharon a diversos oradores y asistieron a docenas de sesiones paralelas, las cuales se prolongaron hasta el mes de julio. Rotary se adaptó, y al hacerlo, encontró una manera de involucrar a más socios que nunca antes. 

Búsqueda de oportunidades en la adversidad

Cuando las reglas de distanciamiento social entraron en vigor en Australia, el Club Rotario de Rowville-Lysterfield, Melbourne, pasó inmediatamente a las reuniones virtuales y canceló los eventos en persona. Pero un evento era demasiado importante para dejarlo pasar: la exposición anual de arte utilizada por el club para recaudar fondos.

La muestra de arte de Knox de este año fue organizada por el club de Rowville-Lysterfield y el Club Rotario de Bayswater. Normalmente tiene dos componentes: una galería de arte física y la oportunidad de ver el arte en línea. Al darse cuenta de que no podían seguir adelante con la exposición física, los organizadores decidieron acoger toda la muestra de forma virtual. Los artistas proporcionaron versiones digitales de sus obras y los jueces acordaron evaluarlas en línea. La muestra, que suele durar dos días, se amplió a dos semanas.

Participaron más de 300 artistas, y más de 5100 visitantes vieron la galería en línea, cinco veces más que el número habitual de asistentes a las exposiciones anteriores. Los participantes compraron tanto la obra de arte original como las versiones digitales en línea. Los fondos recaudados se destinaron a organizaciones benéficas locales y a la campaña End Polio Now (Pongamos Fin a la Polio).

Al ya no estar limitados por la geografía, los clubes invitaron a oradores de todo el mundo a formar parte del evento. Se acercaron a los miembros vulnerables de la comunidad y les pidieron que asistieran. Cuando se presentó un desafío, los clubes rotarios vieron una oportunidad.

Un nuevo plan para salvar vidas

Un efecto devastador del brote de coronavirus ha sido su rápida propagación en los hogares de ancianos, lo que ha dado lugar a un alto número de muertes entre sus residentes. En Piracicaba, un municipio de São Paulo (Brasil), el Club Rotario de São Paulo Jardim das Bandeiras Alto de Pinheiros vio la necesidad de cambiar rápidamente el protocolo de pruebas para frenar la propagación y salvar vidas.

Al comienzo de la pandemia, solo las personas que mostraban síntomas eran elegibles para hacerse la prueba. Pero eso creó graves problemas en los hogares de ancianos, en los que los residentes vivían en estrecha proximidad y los cuidadores se desplazaban de una habitación a otra, lo que permitía la transmisión incontrolada del virus por portadores asintomáticos.

Miembros de Corona Zero se preparan para hacer pruebas de detección de COVID-19 a residentes y empleados en asilos.

Para cambiar esto, el club rotario creó un plan para realizar pruebas a todos los residentes y empleados de los 1000 hogares de ancianos de Brasil. El proyecto, llamado Corona Zero, comenzó con una sola instalación en Piracicaba. Más de 70 empleados y residentes dieron positivo. Estas personas fueron puestas en cuarentena, deteniéndose así la transmisión a otras personas.

La red de clubes rotarios de Brasil, la colaboración con el gobierno y organizaciones de atención médica y las actividades para la captación de fondos fueron fundamentales para el ambicioso programa de pruebas de coronavirus. El plan también incluía estrategias para volver a realizar pruebas más adelante cuando fuera necesario, y para hacer un seguimiento de las tasas de infección en los asilos de ancianos de todo Brasil a fin de mejorar la toma de decisiones.  

 

Rotary y sus colaboradores han desempeñado un papel fundamental en la protección de las comunidades contra la COVID-19, tal como lo hicieron con el ébola, la fiebre amarilla y la gripe aviar..