Skip to main content

Seis consejos para crear un club Rotaract en tu universidad

Cuando Taylor Huie llegó a la Universidad de Duke en el otoño de 2017 para comenzar su primer año, se sorprendió al saber que esa universidad no tenía un club Rotaract.

Después de todo, el programa de Rotary para líderes jóvenes comenzó a solo 193 kilómetros de allí, en Charlotte, Carolina del Norte (EE.UU.). Y los clubes Rotaract existían en muchas otras universidades cercanas.

Huie creció asistiendo a reuniones del Club Rotario de St. Joseph y Benton Harbor, Michigan (EE.UU.), con su madre, Jackie, socia y fundadora de un programa de mentoría para estudiantes que ha ayudado a cientos de adolescentes a descubrir sus aspiraciones profesionales. Huie ya había ayudado al club Interact de la escuela preparatoria St. Joseph a crecer con más de 140 socios y se desempeñó como presidenta de membresía durante tres años y como presidenta de club por un año. También participó en dos viajes de servicio de Interact a República Dominicana para instalar filtros de agua.

Dados sus antecedentes, el lanzamiento del primer club Rotaract en Duke por Huie era solo cuestión de tiempo. Fueron más de 360 los estudiantes que respondieron a su invitación por Facebook para afiliarse. En septiembre, el Club Rotaract de Duke University fue constituido oficialmente.

“Como mi familia está tan involucrada con Rotary, siento que Rotary es parte de quien soy”, dice Huie. “La idea de ir a la universidad y que Rotary no estuviera presente era incomprensible para mí”.

Esta ingeniera biomédica ofrece orientación sobre cómo crear un club Rotaract basado en la universidad y explica qué es lo que atrae a los estudiantes universitarios.

1. Comienza con los clubes rotarios

La secretaria del Club Rotaract de Duke University, Ana Martinez, y el vicepresidente, Moses Makangila, distribuyen información sobre el nuevo club y contestan preguntas durante una feria de actividades de otoño en la universidad.

Foto cortesía del Club Rotaract de Duke University

Huie pasó su primer año en Duke conociendo la universidad y la ciudad de Durham, donde tiene su base la universidad, antes de presentar la documentación de solicitud para constituir oficialmente un club. También asistió a reuniones de varios clubes rotarios locales y se conectó con un socio del Club Rotario de Durham que aceptó desempeñarse como asesor del nuevo club.

Huie dice que, a través del trabajo con los clubes rotarios locales, adquirió la base que necesitaba para lograr un mejor acercamiento a la universidad. “Esto muestra que has trabajado tras bambalinas; ya cuentas con apoyo”.

2. Forma una junta ejecutiva

Habiendo conversado extensamente sobre Rotaract con amigos y compañeros de clase, Huie reclutó a un compañero que expresó interés en ser vicepresidente. Y pidió a dos amigos, en quienes sabía que podía confiar, que fueran tesorero y secretario.

“Pienso que sería muy difícil (por no decir imposible) que una persona pudiera hacer esto por sí sola”, nos dice.

3. Prepárate

Durante el verano entre su primer y segundo año de estudios en Duke, Huie leyó el Manual de Rotaract, los Estatutos Prescritos a los Clubes Rotaract y el Reglamento modelo. También hizo que la junta ejecutiva los leyera. Huie ya sabía mucho sobre Rotary por haberse desempeñado como funcionaria de Interact, pero dedicó tiempo en Rotary.org para adquirir aún más conocimientos y aprender más sobre Rotaract. 

“Debes presentar tus ideas de la mejor manera posible”, nos dice. “Si alguien tiene preguntas, tienes que saber cómo contestarlas. Esto también demuestra tu compromiso”.

4. Usa las redes sociales

“Facebook es un recurso realmente bueno para conectar a la gente con Rotary”, dice Huie. Ella usó las páginas de Duke en Facebook para publicar su invitación inicial para afiliarse, dirigida a los estudiantes de primero y segundo año. Su junta ejecutiva también usó Google Hangouts para estimular el interés y contestar preguntas. Huie dice que es importante aclarar qué hará tu club y cómo afiliarse. 

5. Usa tu tiempo con inteligencia

Las reuniones del club Rotaract de Duke son reuniones de trabajo en las que los socios se dividen en grupos para discutir proyectos y asuntos del club. 

“Es importante para los estudiantes universitarios, o para los adultos jóvenes en general, sentir que están usando su tiempo de manera inteligente”, nos dice. “Quieren participar activamente en algo que les ayude a mejorar como personas y a mejorar sus comunidades”.

6. Promueve el establecimiento de contactos y mentorías

Ofrece a los socios oportunidades para establecer contactos y encontrar mentores. Estos son dos beneficios que buscan los adultos jóvenes, dice Huie. El club Rotaract de Duke University está trabajando con los clubes Rotary y Rotaract de la zona para planear ferias de carreras, y hasta podría lanzar un programa de mentoría como el creado por la madre de Huie en St. Joseph.

“No todos los días se encuentra un club que te conecta con 1,2 millones de personas motivadas por la idea de cambiar el mundo para mejor”, dice Huie. 

¿Te interesa afiliarte a Rotaract?

Más información

¿Ya eres socio?

Busca recursos