Skip to main content

Sustentar la agricultura y alimentar familias

Skip to main content

El programa de Heifer y Rotary ayuda a los agricultores a proveer alimentos más sanos a los habitantes de sus comunidades 

Por Ilustraciones por

Joe Carr se agacha para arrancar un manojo de hojas suaves de color verde oscuro y con una navaja recorta las partes débiles para luego armar un atado colocándolo en un cajón anaranjado. 

Ocho hileras de hortalizas se alinean prolijamente en la tierra dentro de un túnel de plástico sostenido por una serie de aros de acero y que sirve de invernadero.

“Aquí tengo un poco de col china. Es la verdura favorita de muchos de los clientes. Generalmente, puedo sacar cerca de 2 dólares por ramo”, dice Carr. “Estos vegetales de hojas verdes son completamente orgánicos, no tienen ningún tipo de sustancia química, son totalmente sanos y conservan todas sus vitaminas”.

El túnel de plástico, llamado casa de arcos o túnel agrícola, fue construido por voluntarios del Club Rotario Little Rock, Arkansas (EE.UU.), y Heifer International.

Los túneles permiten que Carr prolongue su período de cultivo ya que puede comenzar a trabajar con col china, tomates, etc., antes del inicio de la temporada.

Con la ayuda de Rotary y Heifer, Carr es uno de los 24 granjeros dispersos en el centro y sur de Arkansas que se dedican a la agricultura sostenible en pequeña escala con el fin de cultivar productos orgánicos para satisfacer la creciente demanda de alimentos producidos localmente.

Durante décadas, Heifer ha estado usando el modelo agrícola en pequeña escala para aliviar el hambre y combatir la pobreza en el mundo. Este sistema tiene además el beneficio de ser ecológico y de brindar opciones de alimentos más sanos.

Esta misión se empalma perfectamente con la misión de Rotary de impulsar la economía local y de mejorar la salud. Por eso no es de extrañar que estas dos organizaciones se hayan asociado en varias ocasiones en los últimos 30 años para ayudar a las familias a salir de la pobreza y así mejorar las comunidades.

Esta conexión se fortaleció debido a que varios de los empleados de Heifer son socios del Club Rotario de Little Rock, donde está ubicada la sede central de Heifer. 

“Nuestros valores se alinean muy bien", dice Ardyth Neill, socio del Club Rotario de Little Rock y presidente de la Fundación Heifer. “Con Rotary, se trata de “Dar de sí antes de pensar en sí” y de ayudar a servir a los demás. Heifer ha estado trabajando con agricultores para que sean responsables, transmitan sus conocimientos, capaciten a otros agricultores y trabajen juntos en sus comunidades. Se trata de aprender a compartir y a preocuparse por los demás, dos principios básicos que funcionan bien en conjunto".

Las sostenibilidad es la tendencia más actual

La agricultura sostenible, una tendencia actual a nivel mundial, se refiere a un método de cultivo o producción de alimentos que no daña el medio ambiente, que trata a los trabajadores de manera justa y que apoya a las comunidades locales.

En Estados Unidos y en otros países desarrollados, gran parte de la producción de alimentos está en manos de grandes industrias, que producen alimentos más baratos al concentrarse en un único cultivo y al usar equipos especializados para eliminar los costos de mano de obra. 

Esas operaciones pueden también dañar el medio ambiente debido al uso de fertilizantes comerciales, pesticidas pesados y otros productos químicos.

La corporatización de la agricultura también ha contribuido al fracaso de las granjas familiares más pequeñas, con un aumento del índice de pobreza en ciertos lugares, como la zona rural de Arkansas.

Además, la gente se vuelve más indiferente con respecto a su alimentación. 

Las redes de distribución a nivel nacional han provocado que algunas zonas urbanas se conviertan en desiertos de alimentos, particularmente en Estados Unidos, Inglaterra y Australia, donde los habitantes de los barrios pobres tienen poco acceso a productos frescos y, en su lugar, recurren a alimentos de preparación rápida menos nutritivos y a productos empaquetados.

Por otro lado, la agricultura sostenible de pequeña escala tiende a ser beneficiosa para las comunidades por mantener todo localmente. El dinero que uno gasta en la alimentación se mantiene en la comunidad y ayuda a los vecinos. La tierra se aprovecha al máximo al sembrar múltiples cultivos que la renuevan y reducen la necesidad de aplicar fertilizantes y pesticidas. Se usan fertilizantes orgánicos que mejoran las raíces de las plantas.

Asimismo, las frutas y las hortalizas que se cultivan cerca de las viviendas de los consumidores conservan más sus nutrientes. 

Los consumidores son cada vez más conscientes de estos beneficios para la salud, con lo cual impulsan el creciente mercado de productos agrícolas locales.

“Está ocurriendo un fenómeno a nivel nacional: la gente se está preocupando cada vez más por saber de dónde vienen los alimentos”, dice Sharon Vogelpohl, ex presidenta del Club Rotario Little Rock y voluntaria del proyecto. “Tengo dos hijos y esto es algo que tomo muy en serio”.

"Pienso que la gente ve que puede cambiar sus hábitos de alimentación y así marcar una gran diferencia en su vida y en su salud”, dice Jordan Beard, otro rotario involucrado en el proyecto. “Esto está conectado con la idea de un estilo de vida más activo”.

View Slideshow

Joe Carr de Arkansas trabaja con un asesor de Heifer USA que le está ayudando a hacer una transición sin inconvenientes a la agricultura orgánica de tiempo completo. 

En territorio de Heifer

En Arkansas, los rotarios y Heifer USA decidieron unirse luego de realizar un estudio que determinó que había una considerable demanda no satisfecha de productos cultivados localmente. Según Wes Ward, secretario de agricultura de Arkansas, el estado gasta US$ 7 mil millones por año en alimentos, de los cuales alrededor de US$ 6.300 millones se gastan en alimentos que provienen de otros estados, y se encuentra en cuarto lugar en la lista de pobreza de la nación.

“Existe una gran oportunidad en Arkansas y los productores en pequeña escala pueden aprovecharla”, dice Ward. “Pueden comenzar a producir en áreas mucho más pequeñas y vender sus productos a los mejores precios”.

Carr y otros agricultores de Arkansas forman parte de la red Community Supported Agriculture (CSA), un servicio de subscripción para la compra de alimentos en la que los consumidores compran productos agrícolas por adelantado a un precio fijo, lo cual garantiza a los agricultores la venta de sus cultivos independientemente de cómo las condiciones del tiempo u otros factores afecten la producción.

Heifer brinda capacitación en prácticas sostenibles para los agricultores y también les enseña la filosofía de la organización: responsabilidad, generosidad, transmisión de conocimientos e independencia.

Los socios rotarios ayudan al aconsejar a los agricultores sobre mercadotecnia, finanzas y planificación de negocios, además de ayudar a promocionar la venta de acciones de CSA.

En la primera temporada, la red CSA tenía 150 accionistas, además de 10 acciones reservadas para agencias de servicios sociales y bancos de alimentos, y llegaba parcialmente a aquellos en lugares carentes de alimentos producidos localmente. Desde entonces, el número de accionistas ha aumentado a 450.

“Lo que me gusta de mi canasta CSA es que me permite compartir”, dice Beard. “La llevo a mi oficina porque siempre tiene más de lo que una persona puede consumir. Es una manera de correr la voz sobre lo que estamos tratando de hacer”.

El plan propuso la creación de una cooperativa económicamente independiente para 2018. La cooperativa New South Produce alcanzó esa meta un año antes de lo programado, y cuenta con un administrador y cuatro empleados quienes cumplen sus funciones durante todo el año, supervisan la adquisición y distribución de acciones, y buscan nuevos mercados para los productos de sus agricultores. 

La distribución mayorista es un nuevo mercado. Ben Wihebrink, director de operaciones de Heifer USA y rotario de Little Rock, indicó que la cooperativa ha seleccionado cuatro cultivos de gran demanda (verduras para venta mezcladas, micro verduras, tomates y ajíes) para entregar a verduleros locales, lo cual permite que los agricultores cultiven un considerable volumen más allá de lo que podrían absorber los accionistas de CSA.

El año pasado, las ventas iniciales al por mayor produjeron US$ 60 mil. 

  • 4.00to

    lugar en que está Arkansas con respecto a la pobreza a nivel nacional

  • 6.00to

    lugar en que está Arkansas con respecto a la obesidad a nivel nacional

  • $7000.00millones

    es lo que Arkansas gasta por año en alimentos

  • $6300.00 millones

    es lo que Arkansas gasta para importar alimentos

     

Esta asociación también trata de ayudar a los agricultores a producir más durante casi todo el año en túneles alos que mantienen el calor del sol hasta alcanzar los 26°C aun cuando la temperatura exterior es de 0 °C. Cerca de un tercio de los agricultores tienen túneles, muchos por medio de subsidios del gobierno. 

Los voluntarios de Rotary y Heifer dedicaron varios fines de semana a la construcción del túnel para Carr, quien ha sembrado cultivos desde que dejó su trabajo en Whirlpool en 1987. En 2003, inauguró un mercado de productores que ha crecido hasta tener más de 60 vendedores. La cooperativa y el túnel agrícola le han permitido aumentar sus ingresos.

“La belleza de un túnel agrícola radica en que brinda la calidad necesaria para la demanda pública”, comenta. “Col china, berza, brócoli, zanahorias y lechuga crecen durante el invierno. Con un buen manejo de los cultivos, uno puede cosechar a lo largo del invierno”.

La agricultura en el mundo

Las herramientas de la agricultura sostenible en pequeña escala varían en distintas partes del mundo, pero los principios son los mismos. Noel Mace, administrador del programa de Heifer en África, explica que las cooperativas juegan un papel esencial en cuanto a convocar grupos de granjeros, muchos de ellos tanto ganaderos como agricultores, y conectarlos a los mercados.

“Ahora estamos trabajando en un enfoque más dirigido al mercado”, dice Mace. “Históricamente, Heifer ha dedicado mucho tiempo a buscar la manera de ayudar a los granjeros a alcanzar un nivel de subsistencia que les permita alimentar a sus familias. Pero nuestra misión es terminar con el hambre y la pobreza, no solo reducirlas. La pobreza es un fuerte desafío si no existe una conexión con los mercados”.

Los voluntarios del Club Rotario de Little Rock, Arkansas (EE.UU.) y Heifer construyeron un túnel agrícola para Joe Carr. 

Continúa diciendo: “Así que la pregunta no es solo cómo nos aseguramos de que la gente no tenga hambre, sino cómo podemos ayudarle a pasar de la producción a nivel familiar a la participación con otros en un mercado que genere ingresos y mejore la subsistencia.

El modelo de Heifer también intenta mejorar la participación de las mujeres en la toma de decisiones y alentar a los grupos para que tracen metas en común ya que, cuando una comunidad se enfrenta a la pobreza, es esencial la participación de todos.

África tiene un robusto programa de productos lácteos, por lo que mucho del trabajo de Heifer se relaciona con la leche. Grupos cercanos de 15 a 20 granjeros se unen a otros grupos para formar cooperativas y de esta manera tener acceso a plantas de refrigeración y finalmente a plantas de procesamiento. Los granjeros entonces buscan diversificarse, aprovechando sus cooperativas de productos lácteos, para vender aguacates, lechuga, tomates y otros productos. 

 Como consumidor, ahora puedo ir a la cooperativa y comprar no solo leche sino también frutas y verduras frescas sabiendo que tendrán el mismo nivel de calidad”, expresa Mace. “Realmente se trata de comercializar una marca en la que uno pueda confiar y saber que la tendrán allí cuando uno va a comprar”.

Mace piensa que hay una motivación a nivel internacional con respecto al movimiento de la agricultura sostenible debido a una creciente clase media que desea tener acceso a alimentos sanos y que ahora tiene los medios para pagarlos.

“La gente ya no quiere pollos asados con grandes pechugas y patas gigantes. Quiere aves locales y está dispuesta a pagar dos o tres veces más”, dice Mace. “Esto crea una gran oportunidad para quienes se unen y crían aves y producen vegetales o frutas usando métodos sostenibles y de la manera en que este mercado lo pide”.

Volviendo a Arkansas, Wihebrink dice que ahora la estrategia más importante es alentar a los demás a replicar este modelo. “Hay una demanda infinita en toda la región del sur de Estados Unidos, específicamente de alimentos locales y orgánicos”, dice Wihebrink. “Y mientras haya interés entre los consumidores, existe la oportunidad de ayudar a los granjeros que en muchos lugares tienen dificultades para ganarse la vida”.

Carr dice que el programa le ha dado una nueva perspectiva. “Se me han abierto muchas puertas y la más grande fue cuando Heifer llegó y me ofreció este programa, y Rotary ayudó con el túnel”, dice Carr. “Simplemente no tenía suficiente tiempo ni dinero para volver a producir de acuerdo a cómo estaban las cosas. Al recibir esta ayuda, volví a tomar las riendas”.

Lee cómo Rotary First Harvest conecta los productos agrícolas "feos" con los bancos de alimentos

Ayuda a Rotary a ayudar a los agricultores

Contribuye

Comparte esta historia

  1. Los socios del club rotario de  Little Rock en Arkansas, Estados Unidos, construyen un túnel agrícola con Joe Carr y Heifer USA. 

  2. Los socios rotarios tiran de una cubierta de plástico sobre una infraestructura de arcos de acero para aislar el túnel agrícola. Los túneles agrícolas ayudan a los agricultores a prolongar su temporada de cultivo. 

  3. Los socios de Rotary y los voluntarios de Heifer USA manipulan cuidadosamente la cubierta del túnel agrícola formando un puerta enrollable que permitirá al agricultor Joe Carr abrir y cerrar fácilmente el frente de la estructura y conducir su tractor a través de él.

  4. Joe Carr planta cultivos en su nuevo túnel agrícola, el cual le permite cosechar y vender durante los meses de invierno y le da una ventaja en el mercado local al tener productos frescos en diciembre.

  5. El proyecto de túnel agrícola de Rotary creó nuevas oportunidades de negocio para el agricultor Joe Carr: “-Estuve años y años dentro del orden establecido, como si nada fuera a cambiar alguna vez, pero de repente, las puertas empiezan a abrirse. Miras a tu alrededor y te das cuenta de que no todos tienen las mismas oportunidades. Solo se dedican a caminar en los mismos zapatos todas sus vidas. Fue entonces cuando decidí actuar”.

  6. Joe trabajó con socios de Rotary y con Heifer USA para aprender nuevas técnicas empresariales: “Probablemente el reto más grande que tuve fue dar un paso hacia adelante y convertirme en gerente. No creía que tuviera las aptitudes para hacerlo. He aceptado ese aspecto del negocio porque es necesario para un mercado legítimo".  I think probably the biggest challenge I had was stepping forward into the mold as a manager. I don’t think I was cut out for that. I acquiesced into that side because it's needed for a legitimate market," Joe Carr said. 

  7. El hijo de 16 año de Joe Carr, Cordell, ayuda con las tareas administrativas del mercado como recolectar los pagos y documentación de los proveedores mientras Joe maneja las ventas en el mostrador.

  8. “Organicé un mercado de agricultores basado en agricultores, con productos de granjas locales, sin intermediarios de ningún tipo", dijo Carr.  "La gente pensó que eso era lo que debía ser un mercado de agricultores: productos cultivados por agricultores locales".