Skip to main content

Cuenta regresiva para la Convención

La isla de los postres

Cuando estés en Honolulu para asistir a la Convención de Rotary International del 6 al 10 de junio, asegúrate de dejar espacio para el postre porque en el Archipiélago de Hawái podrás saborear deliciosos dulces.

Cuando estés en Honolulu para asistir a la Convención de Rotary International del 6 al 10 de junio, asegúrate de dejar espacio para el postre porque en el Archipiélago de Hawái podrás saborear deliciosos dulces.

El granizado (llamarlo granizado o raspado es una forma rápida de revelar que no eres de aquí) fue introducido a Hawái por inmigrantes japoneses. Inspirados en un postre congelado japonés llamado kakigōri, raspaban bloques de hielo para crear montículos de delicados cristales para agregarles luego sabores a base de jugos de frutas tropicales.

Hoy en día, se raspa el hielo a máquina y se sirve a menudo sobre helado para obtener una capa extra de complacencia. Los sabores van desde los favoritos locales como papaya, lichi y piña, hasta los más exóticos (para Hawái) como cereza negra, manzana y chocolate.

Si más bien te gusta la masa frita, puedes saborear las malasadas, traídas a las islas por inmigrantes portugueses. En Hawái, estas deliciosas rosquillas de levadura (la masa se enriquece con muchos huevos, mantequilla y, a veces, leche evaporada o fresca) están rellenas con crema pastelera, pudín de coco, pudín de chocolate y guayaba.

Cualquiera que sea el dulce que prefieras, no dejes de probar la gran variedad de postres que encontrarás en los diferentes restaurantes. Muchos tienen sus propios sabores y rellenos especiales.

— HANK SARTIN

• Este artículo apareció originalmente en el número de diciembre de 2019 de The Rotarian.

Cuando estés en Honolulu para asistir a la Convención de Rotary International del 6 al 10 de junio, asegúrate de dejar espacio para el postre porque en el Archipiélago de Hawái podrás saborear deliciosos dulces.