Testigos de la historia

Rotaract brings together young leaders 18-30 years old who want to take action in their communities. See how one club is making a difference in Ukraine.

El primer club rotario de Ucrania se fundó en 1992, cuando solo habían transcurrido unos meses desde la disolución de la Unión Soviética. Veinte años después, un grupo de jóvenes ejemplifica el espíritu de Rotary en los 24 clubes Rotaract de dicha nación.

Mientras muchos de ellos se centran en los grandes problemas que afectan a la Ucrania actual, los socios del Club Rotaract de Kyiv Multinational –uno de los cuatro de la capital ucraniana– rinden homenaje a sus antepasados.  Durante casi tres años, se han dedicado a visitar un hogar para adultos mayores en Peremoha, localidad situada a 65 kilómetros de Kiev.

Los residentes del hogar han vivido un siglo turbulento, incluida la invasión nazi y la retirada hacia el este durante la Segunda Guerra Mundial, varias décadas de ocupación soviética, la lucha por la independencia, y la transición a la economía de mercado en la década de los 90. “Esta gente lo dio todo para que las futuras generaciones, nosotros, viviésemos en un país libre", afirma Taras Mytkalyk, ex presidente del club. "De alguna manera, queríamos expresarles nuestro aprecio”.

En la actualidad, las nuevas generaciones retribuyen a la sociedad mediante Rotaract. “Esta organización atrae a los jóvenes ucranianos porque perciben los resultados de su labor”, indica Mytkalyk. “No hace falta esperar la aprobación de nadie ni pasar por trámites burocráticos. Basta con hacer el bien y pasarlo bien”.

Artículo publicado originalmente en el número de marzo de  2013 de la revista The Rotarian

7-Aug-2013
RSS