Proyecto hídrico une a los clubes del Líbano

Un estudiante en el Líbano goza de agua potable en su escuela, el resultado de un proyecto por los clubes rotarios del país para reemplazar antiguos tanques de agua y purificar el agua con filtros nuevos.

Un proyecto para proveer de agua potable a todas las escuelas del Líbano está uniendo a líderes de las diversas poblaciones religiosas, culturales y políticas del país.

En 2011, los rotarios en el norte del Líbano decidieron instalar nuevos tanques y filtros de agua en algunas escuelas cercanas con la ayuda de una beca de la Fundación Rotaria. La idea tuvo éxito y algunos otros clubes siguieron su ejemplo.

Dos años más tarde, el gobernador del Distrito 2452 Jamil Mouawad y otros dirigentes del distrito vieron el potencial de creación de un proyecto de agua gigante que podría llegar a todas las escuelas e involucrar a los 24 clubes rotarios del país. Formaron un comité para manejar la publicidad y reunir los conocimientos técnicos, mientras que se pidió a cada club de proporcionar voluntarios, contribuir con fondos, solicitar subvenciones, y asegurar las contribuciones de organizaciones externas.

"Cada estudiante tiene el derecho a beber agua limpia. No hace falta decir que el agua potable lleva a menos enfermedades, estudiantes más sanos y por ende, a una mejor educación" , dice Mouawad. "Cuanto más grande es el desafío, mayor es su impacto positivo en la humanidad."

Mientras que el agua limpia es el objetivo principal, los líderes también vieron el proyecto como medio para ayudar a sanar la larga historia de lucha sectaria en el Líbano. La guerra civil dividió al país desde 1975 hasta 1990, dejando un estimado de 120.000 muertos. En los últimos años, el gobierno libanés ha estado conformado por una coalición cambiante de las distintas religiones, partidos políticos, y sectas.

Lina Shehayeb, presidenta del Club Rotario de Aley, dice que trabaja junto a los socios católicos, maronitas, griegos ortodoxos, armenios ortodoxos y musulmanes. El proyecto ha profundizado su comprensión de las personas con diferentes puntos de vista religiosos o políticos.

"Estamos construyendo paz y comprensión", concluye. "Nunca ha habido nada como esto en nuestro país."

Incluso la distribución de las responsabilidades del club está diseñada para fomentar la paz. Cada club es responsable de un cierto número de escuelas, algunas en su área, pero algunas en una región lejana. Los clubes nombran un coordinador del proyecto, encuentran proveedores calificados, patrocinadores , y contribuciones, fondos del distrito y subvenciones globales para financiar la instalación de filtros en las escuelas.

"Por ejemplo a un club de Jounieh, una localidad cristiana al norte de Beirut, se le podría asignar las escuelas en las montañas del sur cerca de la frontera con Israel, un área que es considerablemente más pobre y principalmente chiíta musulmán", explica Mouawad. "Después de todo, ¿Quién, sin importar sus opiniones políticas o religiosas, podría estar en contra del suministro de agua limpia para los niños? "

El esfuerzo no podría haber llegado en mejor momento. Con la crisis en Siria, la población del Líbano está copada de refugiados, entre ellos muchos niños en edad escolar. Mediante la mejora de las escuelas de estos niños asisten, los rotarios están sentando las bases para el futuro de la paz en la región.

El comité está trabajando en cooperación con el Ministerio de Educación, World Vision, UNICEF y la Cruz Roja. Los voluntarios de la Cruz Roja toman muestras de agua en cada una de las escuelas un par de veces al año y envían muestras al Instituto Laboratorio Agrícola Libanés.

De acuerdo con el equipo técnico de la comisión, costará alrededor de US$ 2,500 al colegio instalar tanques de agua, filtros, y proporcionar monitoreo continuo. Se han cubierto alrededor de 200 escuelas se han cubierto hasta ahora. El objetivo es llegar a las 1,535 escuelas dentro de tres años.

Noticias de Rotary

31-Mar-2014
RSS