Becaria de Rotary une a clubes

Isis E. Mejias Carpio, becaria de Rotary pro Paz, en Kenia durante su misión con Ingenieros sin Fronteras.
Fotografía de: Foto, cortesía de Isis E. Mejias Carpio

En un hospital municipal en Cubatão (Brasil), un nuevo mamógrafo, financiado por una Subvención Global de Rotary, ofrece pruebas de detección del cáncer de mama a mujeres que antes tenían que esperar muchas semanas para someterse a un control médico.

Asimismo, otra Subvención Global de Rotary financió la capacitación del personal médico y las clases de prevención del cáncer para personas de la comunidad. Isis Mejias Carpio, de Houston, quien cursa estudios en la Universidad de São Paulo con una beca de Rotary, jugó un papel fundamental al conectar a los clubes rotarios de dos países para que la subvención se hiciera una realidad. 

Los socios del Club Rotario de Cubatão, que fue el anfitrión de Mejias durante la beca, ya habían identificado en el hospital la necesidad de expandir los servicios de salud para mujeres. Al visitar la clínica, Mejias vio la oportunidad de colaborar con las personas que conocía en el Club Rotario de Humble Intercontinental de su ciudad, al norte de Houston. 

"Una de las partes más importante en todo proyecto de subvención, es siempre el establecer un vínculo entre el patrocinador local y el patrociandor internacional", expresó Mejias. "Es realmente reconfortante saber que con mi granito de arena contribuí a un proyecto de tal alcance".

La tinta del informe final de la subvención de mamografías apenas terminaba de secarse, cuando Bill Davis, rotario, y el mentor principal de Mejias en el club de Humble, habló con ella sobre otro proyecto relacionado con la salud. La Universidad de Baylor en Texas, estableció una alianza con el gobierno de Botswana para ofrecer apoyo al Botswana-Baylor Children's Center of Excellence, centro pediátrico de última generación que ofrece atención, tratamiento y apoyo gratuitos a niños con VIH positivo y a sus familias en el país africano. El creciente número de adolescentes con VIH ha superado los recursos del centro. Por ese motivo, Davis, quien ya se había comunicado anteriormente con Baylor, se interesó en conseguir una Subvención Global para financiar la construcción de un centro separado para adolescentes en un terreno adyacente al mismo. El centro ofrecería un lugar seguro para que los jóvenes reciban instrucción en aptitudes básicas para la vida, información sobre salud y capacitación para hacer frente al estigma del VIH y a la discriminación que podrían afrontar.

Davis dice que para poder empezar con el proyecto, recaudó dinero en su distrito y llamó a Mejias para preguntarle si sus amigos en Brasil estarían dispuestos a ayudar.

La Fundación aprobó la subvención para el proyecto del VIH, siendo una de los resultados positivos obtenidos desde la primera reunión que Mejias tuvo con Davis en el año 2011. Mejias, voluntaria en ese entonces de la División de Ingenieros Sin Fronteras (EWB) de la zona Central de Houston, estaba buscando ayuda para un proyecto de agua limpia en un hospital en Kenia. Al enterarse de que Davis y su club habían colaborado anteriormente en proyectos de EWB, se comunicó con él inmediatamente.

"Me gustó lo que ella propuso", indicó Davis, quien recuerda que Mejias ya había estado en Kenia dos veces para ver el proyecto, en el cual también participaba un médico jubilado de San Diego cuya esposa es rotaria. "Yo pensé que era un proyecto bastante seguro, así que nuestro club se convirtió en el patrocinador internacional y también pude contar con la participación de otros clubes".

"Las conversaciones con Bill fueron la base que fomentó nuestra amistad durante los meses en que se preparó esta subvención," declaró Mejias. Ella le contó que junto con un equipo de la Universidad de Houston, estaba trabajando en la creación de un biofiltro para eliminar los metales del agua. Davis le avisó de una beca de Rotary para estudiantes posgraduados que quizás a ella le interesaría. Pero la fecha límite era en dos semanas. "Yo sabía muy poco acerca de la beca, pero hice averiguaciones y pensé que sería la oportunidad perfecta para ampliar mis conocimientos en el área de tratamiento de agua". 

Mejias cumplió con el plazo y fue seleccionada para una beca, pero ella no quería abandonar su trabajo académico. De manera que con la ayuda de sus consejeros académicos, logró un acuerdo entre la Universidad de Houston y la Universidad de São Paulo para colaborar en las investigaciones y trabajar con miras a un obtener un doble doctorado.

Con respecto a la beca de Rotary, Isis dice que tomó conciencia del impacto que podía tener para cambiar la vida de las personas. "Me di cuenta de cuál era mi pasión en la vida y de que deseaba dejar las puertas abiertas para futuros proyectos", acotó.

La Fundación Rotaria recientemente la seleccionó para dirigir un equipo de ingenieros que viajará a Uganda para estudiar la posibilidad de trabajar con proyectos de agua. 

Consulta con un club rotario local sobre las becas
Establece una beca educativa
Lee más acerca de las Subvenciones Globales

Noticias de Rotary

22-Jul-2014
RSS