Rotarios colaboran con estudiantes para obtener agua potable

Connor Kenehan at the Lake Michigan shore near his home. The lake provides drinking water for many of the surrounding communities.
Fotografía de: Bob Kenehan

Al crecer en una comunidad próspera a orillas del Lago Michigan, Connor Kenehan nunca tuvo que preocuparse por falta de agua potable. Pero un proyecto escolar le abrió los ojos a las disparidades globales en cuanto al suministro de agua, y decidió ayudar. 

Kenehan fundó la organización Well Being mientras investigaba temas de agua y saneamiento para un proyecto de octavo grado en la escuela Deer Path en Lake Forest, Illinois (EE.UU). Cuatro años después, el proyecto escolar se convirtió en una plataforma de recaudación de fondos para gestionar la necesidad de agua potable. "Cuando vivimos en una zona con gran acceso al agua fresca, lo damos por sentado", dice.

Aliados poderosos

Desde el principio, Kenehan se dio cuenta de que los rotarios podían ser poderosos aliados en la causa por el agua potable. "Mi amigo y yo estuvimos en Lake Forest con un cartel hablando con la gente y pidiendo donaciones, y un rotario se acercó", recuerda. "Nos preguntó si queríamos ir a la reunión de un club rotario.”

El Club Rotario de Lake Forest-Lake Bluff equiparó los fondos que Kenehan ya había recaudado, y donó US$ 3.000 a una iniciativa rotaria en Menorca (España) que envía LifeStraws a pueblos en África. Cada filtro de agua personal, un aparato económico y liviano, elimina más del 99 por ciento de las bacterias y parásitos en hasta 264 galones de agua.

Los rotarios están ayudando a Kenehan a destinar los fondos a donde más se necesitan. Un grupo con el que colabora es el Grupo de Acción Rotaria de Agua y Saneamiento, que gestiona los servicios y conecta a donantes con los rotarios y proyectos en todo el mundo, ya se trate de pozos de agua dulce en Guatemala y Zambia o de iniciativas para la captación de aguas pluviales en India y Kenia.

El futuro 

Más recientemente, Kenehan y los rotarios trabajaron con los alumnos de Deer Path en una actividad de recaudación de fondos para Well Being. Durante su caminata anual de mayo, la escuela recaudó fondos para varias obras de caridad, incluidos US$ 2.500 para el club de Lake Forest-Lake Bluff, el cual tiene previsto trabajar con el Grupo de Acción Rotaria y Well Being para financiar dos proyectos en Nigeria. Solo el 43 por ciento de los nigerianos en áreas rurales tiene acceso a fuentes de agua potable mejoradas, tales como cañerías y pozos protegidos.

"Cuando Rotary empezó a participar, los chicos se entusiasmaron porque porfín tenían proyectos para financiar", dice el presidente del club, Tim Newman. "Ahora vamos a invertir esos US $2.500 y ver cuánto pueden crecer". El club ya ha equiparado la donación de los estudiantes, y con el patrocinio empresarial de los socios del Grupo de Acción Rotaria podría cuadriplicar la suma.

Ahora, todos los ojos están puestos en el futuro. Newman espera que la cooperación con los alumnos de Deer Path dure muchos años, y crezca cada vez más. "Quiero que siga en marcha", dice Kenehan, quien cursa estudios universitarios en la Johns Hopkins University, donde planea concentrarse en estudios internacionales. "Haré lo que pueda para que este problema no quede en salmuera. En un país como el nuestro con buena infraestructura sanitaria es muy fácil obviar el problema".

Este artículo se publicó originalmente en el número de enero de 2013 de The Rotarian.

3-Aug-2013
RSS