Mensaje presidencial

Ron D. Burton

Presidente 2013-2014

Abril de 2014

Tal como la asistencia a las reuniones semanales, la lectura de la revista de Rotary es una parte fundamental de la experiencia rotaria. Todas las revista, ya sea Colombia Rotaria en Colombia, Vida Rotaria en Argentina o tantas otras, cumplen su cometido: informar e inspirar a sus lectores. Gracias a ellas los rotarios se mantienen informados sobre Rotary, encuentran ideas para el servicio y leen artículos de interés. Para mí, estas revistas publicadas en todo el mundo representan de modo tangible la mayor fortaleza de Rotary: estar compuesto por clubes locales únicos y a la vez integrados en una red mundial.

Nuestra organización es grande y diversa, y aunque tenemos muchas cosas en común, no existe una fórmula única que pueda aplicarse a todas las situaciones, por tanto es lógico que tengamos expectativas culturales y lingüísticas diferentes para cada revista. Gracias a nuestras revistas regionales, los rotarios búlgaros pueden estar al tanto de las noticias de Rotary tanto en su país como en el resto del mundo rotario. En cierto modo, las revistas regionales son como los clubes: intensamente locales, pero a la vez constituyen una parte fundamental de nuestra identidad internacional.

Uno de los privilegios que ofrece ser presidente de RI es la oportunidad de dirigirme directamente cada mes a 1,2 millones de rotarios. Mientras escribo esta carta, me emociona imaginarles leyendo estas palabras en su casa o de camino al trabajo, para luego pasar de página e informarse sobre las novedades de Rotary. Y eso es exactamente lo que la mayoría de ustedes hacen, ya que no leen las revistas porque se sientan obligados a hacerlo, sino porque son revistas de calidad. Espero que cada vez que reciban la publicación que hoy está en sus manos, sientan el mismo orgullo que yo siento al recibir la mía.

Las revistas nos recuerdan que, como rotarios, pertenecemos a una gran organización. Gracias a ellas tomamos conciencia de todo lo que podemos alcanzar a través de Rotary, el efecto de nuestras contribuciones a la Fundación y la magnífica labor llevada a cabo por otros rotarios, y recibimos inspiración para Vivir Rotary, Cambiar Vidas con aún mucho más intensidad. 


Marzo de 2014

Durante mi niñez en Duncan, Oklahoma (Estados Unidos) daba por sentado que todo el mundo sabía leer. En mi escuela primaria, la expectativa no solo era que aprendiéramos a leer a los siete u ocho años de edad, sino también con el "libro al revés". Todos nos turnábamos para leer los libros a la clase, y por supuesto, si uno mostraba las imágenes y leía el libro a la misma vez, era imposible leerlo de la "manera correcta". Y ese fue nuestro estilo de lectura durante todos los grados de primaria, semana tras semanas, al final de cuentas ya ni nos preocupaba cómo sosteníamos el libro.
Nunca le presté mucha importancia a tal destreza. Pero hace unos meses, cuando visité un proyecto de Rotary en Decatur, Alabama, entré a un aula de primer grado y me pidieron que leyese un libro a una clase de niños de seis años. Naturalmente, yo estaba contento de hacerlo. Me senté, abrí el libro que habían elegido y comencé a leerlo "al revés" ante unos 30 chicos, tal como lo hice en segundo grado.
En cierto sentido, estaba haciendo exactamente lo que había aprendido hacía más de medio siglo. Pero como adulto y especialmente como rotario, viví esa experiencia desde una perspectiva distinta. Estaba leyendo a un grupo de niños que ya era parte del proceso de alfabetización. Estábamos sentados en su propia aula, en una escuela a la que los rotarios van cada semana a ayudar individualmente a los niños que necesitan nivelarse en lectura. Sin duda alguna, todos los niños de esa clase llegarán a ser adultos preparados. Y estoy seguro de que para ellos también es algo que toman por sentado, así como el hecho que hay adultos que se interesan por ellos lo suficiente como para leerles y mostrarles las imágenes de un libro, aunque tengan que hacerlo al revés.
Somos conscientes de que millones de niños en todo el mundo no son tan afortunados, razón por la cual, entre las prioridades de nuestro servicio rotario se encuentran la alfabetización educación básica. Al celebrar el Mes de la Alfabetización en Rotary, reflexionemos acerca del don que le brindamos a un niño cuando lo ayudamos a leer, ya esté al otro lado del mundo o en nuestra propia comunidad. 


Febrero de 2014

Hace 109 años, Paul Harris y tres de sus amigos fundaron el primer club rotario. Su objetivo era crear, en medio del anonimato de la gran ciudad, un oasis de amistad para las personas que compartían sus valores.
Con el tiempo, la filosofía de Rotary fue madurando y los ideales rotarios pasaron a incluir el servicio, la ética profesional y la comprensión internacional. Al comprobar el crecimiento de Rotary, Paul Harris imaginó un mundo en el que los conflictos desaparecerían, un mundo en que las relaciones personales y la tolerancia a las diferencias relegarían la guerra al cajón de la historia. Él creía que, si las personas se reúnen bajo el espíritu de la amistad y la tolerancia, pronto descubrirán todo lo que tienen en común.
Paul Harris tuvo la fortuna de comprobar cómo el ideal rotario arraigaba y se establecía en decenas de países. Hoy, nuestros 34.000 clubes perpetúan esta visión en sus reuniones semanales. Sin embargo, la ocasión en que el ideal de Paul Harris brilla en todo su esplendor es la convención anual de Rotary International.
Durante la Convención, por unos pocos días, vemos el mundo tal como Paul Harris lo imaginó: un mundo en que los hombres y mujeres de todos los países se unen para construir la paz, ayudar a los demás y disfrutar de su compañía. Un mundo en el que las diferencias culturales, políticas y religiosas desaparecen para fundirse en un solo tapiz. Es una experiencia única e inolvidable de la que Jetta y yo disfrutamos cada año. Cada Convención es diferente y todas nos traen recuerdos memorables.
Este año tendré el privilegio de presidir la 105ª Convención de Rotary International en Sídney, ciudad dinámica en que se unen Oriente y Occidente, perfecta para albergar esta celebración rotaria. Su diversidad y riqueza cultural e histórica la hacen uno de mis destinos turísticos favoritos; a la vez dinámica y relajada, es una ciudad en la que me siento como en casa y en la que siempre encuentro algo nuevo que descubrir.
En 2014, nos congregaremos en Sídney como amigos y rotarios en un entorno en que todos serán bienvenidos. Espero que nos acompañe para celebrar nuestros éxitos, preparar el futuro y descubrir nuevas ideas para Vivir Rotary, Cambiar Vidas. 


Enero de 2014

Con frecuencia hablamos de Rotary como de una gran familia con múltiples ramas y generaciones. Consideramos a los participantes en los programas para la juventud y a los ex becarios como miembros importantes de la familia rotaria, y destacamos la importancia de servir a los niños y a las familias. Todo porque sabemos que, como en cada familia, la generación más joven representa el futuro. Y esto se aplica también a Rotary.
Sabemos que es esencial atraer a una nueva generación de rotarios jóvenes. Hemos dedicado mucho tiempo a hablar sobre cómo traer profesionales jóvenes a los clubes, pero quizá no hayamos dedicado suficiente tiempo a descubrir por qué no permanecen en ellos.
Hay muchos jóvenes, algunos ex becarios de los programas para la juventud que se afilian, pero cuando establecen sus familias muchos dejan la organización. No es difícil entender el porqué: ellos ya pasan suficiente tiempo alejados de sus familias. No importa cuánto amen o aprecien Rotary, la organización nunca tomará precedencia ante sus obligaciones familiares.
Tampoco deberíamos esperar que lo hicieran. Por eso es tan importante descubrir maneras de acomodar a las familias en Rotary, para que las obligaciones familiares y para con Rotary no sean incompatibles. Ya sea mediante proyectos de servicio que involucren a toda la familia, ofreciendo servicios de guardería durante las reuniones o siendo más flexibles con el lugar y las horas de las reuniones, debemos lograr que el servicio rotario sea una opción viable para personas con hijos pequeños.
Cuando damos la bienvenida a las familias a Rotary demostramos que éstas no son un obstáculo para el servicio rotario. Así, en vez de que el padre o la madre vayan a la reunión de Rotary y el resto de la familia se quede en casa, Rotary formaría parte de la agenda familiar. Esos niños crecerán viendo como sus padres participan en actividades de servicio en las que ellos también participan. Esto no es solo bueno para las familias, sino para el club ya que le ayudará a cultivar una nueva generación de jóvenes activos y solidarios.
Rotary tiene algo que ofrecernos independientemente de la etapa de nuestra vida personal o profesional en que nos encontremos – un instrumento para ser más, hacer más y contribuir más. Rotary es lo suficientemente grande como para acoger a todos. 


Diciembre de 2013

Una mañana de invierno, Paul Harris, el fundador de Rotary, paseaba por una calle de las afueras de Chicago cuando los juegos de los niños en una colina cubierta de nieve le hicieron recordar su infancia en Nueva Inglaterra. En ese momento se prometió que si un día compraba una casa, sería en lo alto de esa colina de Longwood Drive.

En 1912, Harris y su esposa Jean, hicieron ese sueño realidad. Llamaron a su nueva casa Comely Bank, el nombre de la calle en que Jean creció en Escocia.

Durante muchos años, rodeados de los objetos acumulados durante sus viajes por el mundo, los Harris acogieron reuniones rotarias, recibieron visitas de múltiples dignatarios y plantaron árboles en su jardín de la amistad. Tras la muerte de Harris en 1947, Jean vendió la casa y volvió a Escocia.

La propiedad cambió de manos dos veces antes de ser adquirida en 2005 por la Paul and Jean Harris Home Foundation. Gracias a la labor de este grupo, y a la ayuda de los clubes rotarios de Chicago y Naperville, el hogar de los Harris ya no será demolido. Ahora nos corresponde preservarlo para la posteridad y convertirlo en un lugar en que los rotarios puedan celebrar su espíritu de compañerismo y servicio.

La Directiva de RI concedió un préstamo de US$ 500.000 a la Paul and Jean Harris Home Foundation para ayudar a la restauración de esta joya de la historia de Rotary. El costo total del proyecto será de US$ 5 millones, con los que completarán las renovaciones necesarias y se establecerá un fondo de dotación que haga posible que la residencia funcione como un museo.

Mi esposa Jetta y yo nos hemos comprometido a conservar el hogar de Paul y Jean Harris. Con este fin hemos realizado una contribución a La Fundación Rotaria con la que establecimos un Fondo Designado por los Donantes que acepta donaciones de todas aquellas personas que comparten nuestro amor por la historia de Rotary.

Si desea contribuir a esta iniciativa, visite www.rotary.org/daf y haga clic en "How to Contribute". Indique el nombre de la cuenta ("Paul Harris Home Preservation") y su número (474). Se aceptan contribuciones de todos los importes y existen posibilidades de realizar contribuciones con el nombre del donante tanto en la casa como en el jardín de la residencia.

Nos llena de emoción la posibilidad de celebrar el espíritu de Paul Harris y esperamos que juntos podamos conservar esta importante parte de nuestra historia para las futuras generaciones de rotarios. 


Noviembre de 2013

Cada rotario tiene sus propios motivos para afiliarse a Rotary. Cuando me invitaron, acepté porque pensaba que era una buena opción para participar en la vida de la comunidad, aunque en última instancia, lo que más me entusiasmó fue un recurso que ni siquiera conocía cuando me afilié: La Fundación Rotaria.

Sabía que en el Club Rotario de Norman (Oklahoma), podía realizar muchas buenas obras pero mediante la Fundación, tenía la posibilidad de colaborar con los clubes y distritos del mundo entero. Tenía la posibilidad de impulsar la erradicación de la polio y la certeza de que mi labor había sido útil y, tras alcanzar esta certidumbre, no hay marcha atrás.

A lo largo de los años, he tenido la fortuna de percibir de primera mano la intensa labor de servicio de La Fundación Rotaria, y cuanto más veo, más entusiasmo tengo respecto a la Fundación. Cuando visitamos una escuela para niños huérfanos a causa del sida y conocemos a los chicos a quienes brindamos cuidados, educación y un oficio, nos damos cuenta de que si no fuera por la Fundación seguramente estarían viviendo en la calle y alimentándose de residuos, y así aprendemos a valorar a nuestra Fundación.

Estamos viviendo uno de los años más impresionantes en la historia de La Fundación Rotaria. Hemos lanzado el nuevo modelo de subvenciones, que estimulará e inspirará a todos a pensar en grande e implementar proyectos más ambiciosos con un impacto más duradero. Hemos aceptado un nuevo desafío de la Fundación Bill y Melinda Gates, la cual se ha comprometido a equiparar a razón de 2 x 1, cada dólar aportado por los rotarios durante los próximos cinco años, hasta un máximo de US$ 35 millones por año. Asimismo, estamos librando las últimas batallas de nuestra guerra contra la polio, y estamos comprometidos a vencer.

La meta de nuestra Fundación siempre ha sido Hacer el bien en el mundo. Ahora que contamos con un nuevo modelo de subvenciones no nos conformaremos con hacer el bien sino que haremos todo el bien que podamos, de la manera más duradera posible, para la gente que más nos necesita.


Octubre de 2013

En Rotary, octubre es el mes en el que reflexionamos sobre la segunda Avenida de Servicio: el Servicio a través de la Ocupación. Mientras que algunos rotarios la tildan de "olvidada", es por esta avenida que realizamos mucho de nuestro servicio, aunque no siempre se reconozca como tal.

El servicio a través de la ocupación nace del segundo Objetivo de Rotary, que exhorta a los rotarios a mantener altos estándares éticos en nuestras relaciones comerciales y profesiones, a tratar con respeto todas las ocupaciones útiles, y a dignificar el trabajo como oportunidad de servir a la sociedad.

En resumen, la idea del servicio a través de la ocupación es que el desempeño de nuestro trabajo, es de por si una forma de servir a la sociedad. En el servicio al cliente, la enseñanza de los estudiantes o el tratamiento de los pacientes, en el área de negocios, investigación, medios de comunicación o en cualquiera de los innumerables campos profesionales, nos sentimos orgullosos de hacer nuestro trabajo con competencia e integridad. Toda ocupación satisface una necesidad, y al hacer bien en nuestro trabajo, contribuimos al bienestar de nuestras comunidades y nuestra sociedad.

El papel del servicio a través de la ocupación en el club es importante, aunque no siempre se realce. Mantener nuestra integridad nos hace ganar una reputación que trasciende lo individual y se refleja en el colectivo profesional. Si valoramos todas las ocupaciones y mantenemos un sistema de clasificación en los clubes, aseguramos que en ellos se refleje la comunidad y por tanto la puedan servir bien. Un club rotario donde todos los socios sean abogados no tendría tanta capacidad como uno donde haya profesores, ingenieros, empresarios y dentistas. En Rotary, nuestra diversidad es nuestra fortaleza, y es una ventaja no solo para las actividades de servicio sino para los mismos socios: nos brinda una forma valiosa de encontrar conexiones y oportunidades profesionales.

Ese aspecto de la afiliación es tan antiguo como Rotary. A menudo, el propio Paul Harris escribía sobre las ventajas profesionales de ser socio, creyendo, como yo, que "Ser rotario significa reunir ciertos valores que te hacen confiable en los negocios". Hoy, con el mundo más conectado que nunca, ser rotario es un honor que debemos sentirnos orgullosos de compartir.


Septiembre de 2013

Como dijo Paul Harris, "Este es un mundo cambiante: hay que estar dispuestos a cambiar con él, y reescribir la historia de Rotary y otra vez". Aunque nunca sabremos la reacción de Paul ante esta era de Internet, creo que habría favorecido no solo tener un sitio web, sino tener el mejor posible, para estar al día con los avances en la tecnología y responder siempre a las necesidades de los rotarios.

Me llena de orgullo anunciar que, después de un rediseño que ha tardado dos años desde su conceptualización hasta su finalización, el nuevo rotary.org ha salido al aire y está en funcionamiento en todo el mundo. Se incorporaron muchas de las funciones que pidieron los rotarios, sobre todo mejores funciones de búsqueda y navegación, nuevas formas de conectarse con sus compañeros, y una experiencia más personalizada que le llevará a la información que le interesa.

La nueva página web es en realidad dos sitios: uno para la familia de Rotary, y otro para las personas interesadas en conocer más sobre Rotary. En calidad de socio, al crear una cuenta e iniciar su sesión, tendrá acceso a una serie de herramientas nuevas para los clubes, como Rotary Club Central, que es una manera eficiente y eficaz de establecer metas, hacer seguimiento de su progreso y mantener la continuidad administrativa. También podrá organizar o unirse a un grupo de Rotary; en este foro de discusión interactiva, los rotarios con intereses comunes podrán intercambiar ideas y experiencias y beneficiarse de las experiencias de sus pares de todo el mundo. Es una herramienta maravillosa que nos permite aprender directamente de otras personas que han participado en proyectos similares a los que planificamos.

Para los no rotarios, el nuevo sitio mostrará lo que Rotary es y lo que hacemos, destacando el carácter singular de la organización y cómo fortalecen los clubes rotarios sus comunidades. Los usuarios podrán apreciar una instantánea de los diferentes proyectos de Rotary en las áreas de servicio, obtener más información sobre el funcionamiento de nuestra entidad y explorar formas de participar.

Estoy muy emocionado con esta nueva ventana al mundo de Rotary y los invito a todos a visitar, explorar y aprender, a medida que escribimos la historia de Rotary, una y otra vez, juntos.


Agosto de 2013

Nuestra meta para el año 2013-2014 es Vivir Rotary, Cambiar Vidas. Todos sabemos que nuestra organización tiene un enorme potencial para hacer el bien, y es hora de comenzar a trabajar en nuevas maneras de convertir ese potencial en realidad. Para ello debemos lograr que los rotarios vivan Rotary, participen activamente y comprendan cabalmente el don que tienen en Rotary.

Nos aseguraremos de que nuestra labor sea sólida, eficaz y sostenible, pero también de que Rotary siga siendo viable comprometiéndonos a alcanzar la meta de 1.300.000 rotarios para el año 2015.

Esta meta es distinta a las metas de membresía anteriores. En vez de limitarnos a atraer nuevos socios, debemos concentrarnos no solo en el crecimiento numérico de Rotary sino en invitar a nuestros clubes a rotarios comprometidos, inspirados y dedicados, quienes tendrán en sus manos el futuro de Rotary.

Todos tenemos nuestras propias razones para unirnos a Rotary, pero el objetivo común es nuestro deseo de marcarla diferencia y contribuir considerablemente con la humanidad.

Puesto que invitamos a personas realmente dispuestas a invertir su valioso tiempo en Rotary, nuestra obligación es ofrecerles oportunidades de servicio que justifiquen tal compromiso. Debemos asegurarnos de que cada rotario tenga una función relevante, una labor que marque la diferencia en el club y la comunidad, porque cuando la labor que realizamos mediante Rotary es significativa, Rotary adquiere un significado especial para nosotros.

En Rotary, todos tememos algo que aportar y Rotary nos ofrece un camino en cada etapa de nuestras vidas o carreras profesionales. Rotary da sentido a nuestras vidas y nos depara grandes satisfacciones. Por eso, cuando más damos mediante Rotary, más recibimos.


Julio de 2013

Estimados rotarios y rotarias:

¡Qué época tan fascinante para ser rotario! ¿Será este año uno de los mejores en la historia de Rotary? Eso depende de cada uno de nosotros. Nos encontramos en la recta final en la lucha contra la polio.

Si bien ha sido un camino largo y arduo, fueron muchas las lecciones que aprendimos. Desde una perspectiva institucional, nos dimos cuenta de que no hay límite de lo que podemos lograr. Ya no cabe duda de que podemos cambiar vidas y marcar la diferencia en el mundo. Sin embargo, la lección más valiosa que hemos aprendido es la siguiente: es necesario desafiarnos para alcanzar nuestro máximo potencial.

Ha comenzado un nuevo capítulo en la ilustre historia de nuestra Fundación Rotaria. Tenemos la fortuna de lanzar una nueva estructura de subvenciones: la Visión Futura. Esta es una excelente oportunidad para desplegar mayores esfuerzos y hacer grandes obras con los recursos a nuestro alcance. Imagínese lo que podríamos lograr con una Fundación más fuerte, con clubes más sólidos, y con rotarios comprometidos a vivir Rotary al máximo.

Es hora de aceptar que nuestro reto fundamental no es simplemente atraer a socios nuevos, sino convertir a los existentes en rotarios de verdad. Es hora de ayudar a los socios a participar plenamente en Rotary; de que se den cuenta de su verdadero potencial y de su poder para cambiar vidas mediante el servicio rotario. Es hora de asegurarnos de que cada rotario contribuya activamente y de manera significativa, ya que al marcar la diferencia con Rotary, nuestra organización adquiere mayor significado para usted.

Cuando nos damos cuenta de lo que podemos lograr mediante Rotary –cuando realmente vivimos Rotary– ese es el momento cuando cambiamos vidas. Cambiamos las vidas de personas que nos necesitan. Eso es inevitable. Pero al mismo tiempo van cambiando nuestras vidas. Eso también es inevitable. Y eso es precisamente lo que expresa nuestro lema para 2013-2014: Vive Rotary, Cambia Vidas.

Es hora de abrir los ojos al potencial que poseemos gracias a Rotary. Mediante Rotary podemos superarnos y formar parte de algo que nos trasciende. Lo mucho que damos a Rotary nunca compensará lo que obtenemos a cambio. Eso también es inevitable.
En 2013-2014, aprovechemos nuestro potencial al máximo. Todo depende de nosotros. Si nos comprometemos con el servicio rotario, si participamos, si trabajamos inspirados, si recordamos cada día en el don que representa Rotary, lo alcanzaremos. Hagamos juntos honor a nuestro lema: Vive Rotary, Cambia Vidas.