Mensaje presidencial

John F. Germ

Presidente 2016-2017

Julio 2016

Nos encontramos en el umbral de un año rotario que podría ser el más importante de nuestra historia: el año en que se produzca el último caso de polio en el mundo. En 2015, el poliovirus salvaje causó solo 74 casos de polio, todos ellos en Afganistán y Pakistán. A medida que continuamos trabajando incansablemente hacia el logro de nuestra meta, la erradicación de esta fatal enfermedad, debemos también pensar en el futuro para aprovechar nuestro éxito actual y prepararnos para alcanzar muchos más en el futuro.

Es de suma importancia para el éxito de Rotary que nuestra contribución a la erradicación de la polio reciba el debido reconocimiento. Cuanto más se divulguen nuestros logros, mayor capacidad tendremos para atraer la ayuda de colaboradores y recibir más financiamiento y, más importante aún, nuestros socios alcanzarán mayores logros. La sede de RI trabaja intensamente para garantizar que Rotary reciba ese reconocimiento, pero necesitamos que también ustedes promuevan la labor y los logros de Rotary en sus comunidades. Debemos asegurarnos de que nuestros clubes estén listos para la erradicación total de la polio. De este modo, cuando las personas que deseen el bien en el mundo busquen el lugar ideal para marcar la diferencia, encuentren en nuestros clubes la oportunidad de hacerlo.

Si queremos hacer realidad el lema de Rotary al servicio de la humanidad en el futuro, necesitamos contar con más manos dispuestas, más corazones generosos y más mentes brillantes. Los clubes deben ser flexibles para que el servicio rotario sea atractivo para los jóvenes, las personas recién jubiladas y los trabajadores. Debemos, asimismo, forjar más alianzas y vínculos de colaboración con otras organizaciones.

Con miras hacia el futuro, debemos priorizar la continuidad en nuestro liderazgo. Todos formamos parte del mismo equipo y trabajamos hacia el logro de las mismas metas. Si queremos alcanzarlas conjuntamente, tendremos que avanzar juntos en la misma dirección.

Cada día de servicio en Rotary nos ofrece la oportunidad de cambiar vidas a mejor. Todo lo que hagan es de vital importancia: cada obra de bien contribuye a un mundo mejor para todos. En este nuevo año rotario, todos tenemos la oportunidad de cambiar al mundo para bien a través de nuestro lema Rotary al servicio de la humanidad.