La raíz del problema dental en Kenia

En julio, 5.000 niños en Kenia recibieron mochilas llenas de cepillos de dientes, pasta dentífrica y vasos plegables. El proyecto Kenya Smiles también financia programas educativos para las medres y ayuda a capacitar a dentistas locales.
Fotografía de: ©Sheila Hurst. All rights reserved. Not for reuse.

Hay menos de 1.000 dentistas disponibles para servir a 44 millones de habitantes en Kenia, desde los confines de la selva a gran barrio marginal de Kibera en Nairobi. La higiene dental es algo limitado a las regiones urbanas más privilegiadas.

"En la mayoría de las zonas rurales hay que viajar largas distancias para ver a un dentista", dice Stephen Irungu, jefe de odontología de Ministerio de Salud de Kenia y ex presidente del Club Rotario de Murang'a. La mayoría de los pacientes irán a la clínica dental solo cuando tienen un dolor de muelas”. 

Las normas culturales apuntan a que "no pasa nada si se te caen los dientes, porque nadie se muere de eso", dice el ex gobernador Geeta Manek.  

Sin embargo, las caries son la enfermedad crónica más frecuente en la infancia y un presagio de problemas de salud en el futuro, dice Karen Sokal-Gutiérrez, un médico entrenado en pediatría, medicina preventiva y salud pública con las facultades de medicina de la Universidad de California en Berkeley, y de la Universidad de California en San Francisco. "Nos preocupamos por los casos de SIDA, paludismo y tuberculosis entre los pobres del mundo, pero la caries dental es mucho más común", dice ella. " Por desgracia, siempre se ha descuidado, " incluso los alimentos procesados ​​y azucarados proliferan en las naciones en desarrollo.

Para aliviar este problema, Sheila Hurst, consultora de educación y socia del Club Rotario de Redding West, California, y Laura Day, ex gobernadora del Distrito 5160 (California), fundaron Kenya Smiles. Como parte de este proyecto, seis dentistas kenianos, incluido Irungu, viajaron a California en abril de 2013 como parte de un equipo profesional para asistir a reuniones, seminarios y sesiones de capacitación. El proyecto mundial incluyó el Club Rotario de Karen-Nairobi y los Distritos 9212 (Eritrea, Etiopía, Kenia y Sur de Sudán) y el 6150 (Arkansas). 

VASOS MÁGICOS

En julio, 10 voluntarios estadounidenses, incluidas Hurst, Day, y Sokal-Gutiérrez, viajaron a Kenia, donde distribuyeron cuatro unidades quirúrgicas portátiles, materiales educativos y 5.000 mochilas con cepillos de dientes, pasta dentífrica y vasos plegables de acero inoxidable, a los que los niños beneficiarios le llaman “vasos mágicos”. Todos los suministros en la mochila fueron donados a un costo de US$10 cada una.  

El equipo demostró cómo usar los suministros con un títere hipopótamo, un diente y tubo de pasta enormes, un juego con imanes en forma de comidas y bebidas para los chicos adhieren a un pizarrón para indicar la comida saludable. "El mensaje era qué comida o bebida se quedaría adherida a los dientes", explica Hurst. "Los niños reían cuando los imanes resbalaban del pizarrón".  

El proyecto también está financiando educación sobre nutrición para las madres, y estufas Jiko que ahorran engergía y facilitan la preparación de la dieta tradicional de granos y productos frescos. 

Jim Green, socio del Club Rotario de West Calaveras, California, espera que las jornadas de 12 horas del grupo redundarán buenos hábitos nutritivos para los chicos. "Todas las madres quieren lo mejor para sus hijos", dice Green. 

El componente educativo de Kenya Smiles lo hace singular, dice Maureen Valley, un ortodontista miembro de la facultad de odontología de la Universidad del Pacífico en San Francisco. Algunas misiones dentales tradicionales miden el éxito por el número de caries curadas y dientes extraídos,  señala. "Se ha dedicado muy poca atención a las causas subyacentes con educación e intervención".

SONRISAS SALUDABLES PARA TODA LA VIDA

Peter DuBois, director ejecutivo de la Asociación Odontológica de California, está de acuerdo, y señala que el programa reúne los recursos de Rotary, gubernamentales y médicos para mejorar la salud dental de la población de Kenia. "No hemos visto un programa como este antes". 

DuBois organizó reuniones entre los kenianos visitantes y odontólogos, y llevó al equipo a la Asamblea Legislativa del Estado de California, donde los recibieron los legisladores. 

"El proyecto representa buenas noticias para esta población que solo ve extracciones dentales", dice Jeff Bamford, ex presidente del comité de Kenia y presidente fundador del Club Rotario de Karen-Nairobi.

“Sí, necesitamos más dentistas y más clínicas móviles", agrega Bamford, "pero el punto de partida es evitar las caries en la medida de lo posible."   

Bamford se siente esperanzado cuando ve que los promotores del proyecto son los mismos niños. "Veo las sonrisas en sus rostros. Cuando hablamos con ellos, hablan con mucho entusiasmo del proyecto. Vemos que los niños más grandes ya le están enseñando a los más chicos.”

 

Adaptado de un texo publicado en el número de febrero de 2014 de The Rotarian.

18-Feb-2014
RSS