Australia se compromete a contribuir 80 millones de dólares australianos a la lucha contra la polio

El gobierno australiano se ha comprometido a destinar 80 millones de dólares australianos al Plan Estratégico para la Erradicación de la Polio 2013-2018.

Esta contribución para el período 2015-2018 se añade a los 50 millones ya destinados a la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio (GPEI por sus siglas en inglés) para el período 2011-2014.

Los rotarios australianos desempeñaron un papel fundamental mediante una campaña de incidencia política en la que instaron al gobierno a destinar fondos para la erradicación de la polio. La Primera Ministra Julia Gillard y el Ministro de Asuntos Exteriores Bob Carr aplaudieron el liderazgo mostrado por la Fundación Bill y Melinda Gates, la Organización Mundial de la Salud, el UNICEF y Rotary International.

El comunicado de prensa del gobierno australiano explica: “Fue el australiano Sir Clem Renouf quien, como presidente de Rotary International durante el año 1978-1979, emprendió la iniciativa para vacunar a todos los niños del mundo contra la polio. Como resultado de esa campaña de Rotary, en 1988 la comunidad mundial lanzó la Iniciativa Mundial para la Erradicación de la Polio”.

El costo de la estrategia final para la erradicación de la polio es de 5.500 millones de dólares, 4.000 de los cuales ya han sido cubiertos por gobiernos y filántropos. Aunque durante el año 2012 se produjeron 223 casos de polio, el menor número de la historia, estos fondos son necesarios para garantizar altos niveles de vacunación en todo el mundo. Si la polio volviera a brotar con fuerza, más de 200.000 niños podrían quedar paralizados cada año.

Una de las principales responsabilidades de Rotary es la incidencia política. Desde el comienzo de la iniciativa, además de contribuir más de 1.200 millones de dólares a la GPEI, Rotary ha ayudado a obtener 9.000 millones en contribuciones de los gobiernos.

Robert Scott, presidente del Comité Internacional de PolioPlus de Rotary International explica: “Trabajamos para que la polio solo exista en los libros de historia. La contribución australiana nos ayudará a alcanzar esta meta”.

Noticias de Rotary

RSS