El fundador de Rotary

En el otoño de 1900, Paul P. Harris cenaba con el abogado Bob Frank en un barrio del norte de Chicago. Dieron un paseo por la zona y visitaron varias tiendas, y Paul se quedó impresionado por la facilidad con que Frank se desenvolvía con los comerciantes.

Harris no había presenciado ese tipo de camaradería desde que se mudó a Chicago en 1896. Se preguntó si habría alguna manera de fomentar esos lazos que tanto le recordaban el pueblito de Nueva Inglaterra donde había pasado su infancia. Harris convenció a otros empresarios de formar un club para contactos comerciales y cívicos y disfrutar del compañerismo. Su visión constituyó la base del Rotary de hoy.

"Seguía pensando en que lo que me sucedía también les pasaba a cientos o miles en la gran ciudad... Estaba seguro de que había otros jóvenes del campo o pueblitos recién llegados a Chicago... ¿Por qué no reunirlos? Si otras personas también deseaban compartir un ambiente de camaradería, a buen puerto íbamos a llegar..”

Harris a los tres años de edad, cuando se mudó a vivir con sus abuelos.

Infancia

Paul P. Harris, hijo de George y Cornelia Harris, nació el 19 de abril de 1868 en Racine, Wisconsin. Aunque George se esforzaba para mantener a su familia como pequeño comerciante, solía recurrir a la ayuda económica de su padre, y en julio de 1871, Harris y su hermano mayor, Cecil, tuvieron que irse a vivir con sus abuelos paternos a Wallingford, Vermont. Años después, Harris escribió: "A George y Cornelia se les podía acusar de muchas cosas pero no de frugalidad. Ambos gastaban dinero a manos llenas".”

Paul Harris, fundador de Rotary en su época de estudiante en la University of Vermont en Burlington, 1886

Harris creció con sus abuelos, y solo en pocas ocasiones volvió a ver a sus padres, y en ese hogar aprendió a apreciar los valores familiares típicos de la Nueva Inglaterra de su niñez y adolescencia. En octubre de 1928, de regreso en su pueblo para celebrar la fundación del Club Rotario de Wallingford, expresó: "Mucho de lo que tenemos en Rotary tiene su origen en aquella tradicional mesa familiar de Nueva Inglaterra".

Era un chico travieso. Cursó la escuela primaria en Wallingford y la secundaria en Rutland, donde solía gastar bromas pesadas y faltaba a clase. Asistió a Black River Academy, en Ludlow, pero lo expulsaron al cabo de pocas semanas. Harris se inscribió en la University of Vermont, en Burlington, donde fue expulsado en diciembre de 1886, junto con tres compañeros, por ser miembros de una sociedad secreta. Tiempo después, Harris escribió que aun siendo inocente del delito del que se le acusaba, su expulsión había sido justificada.

Durante el resto de la primavera, Paul estudió con un profesor particular, y en septiembre de 1887, se inscribió en Princeton University. Sin embargo, debió interrumpir sus estudios tras la muerte de su abuelo en marzo de 1888. Aunque Harris concluyó el semestre, no regresó para el próximo año académico.

Vida en Chicago

Harris poco después de iniciarse como abogado en Chicago en 1896.

Después de Princeton, Harris llegó a lowa, donde trabajó en el bufete jurídico de St. John, Stevenson y Whisenand, en Des Moines, Iowa. Al terminar su pasantía, cursó estudios en la University of Iowa, en Iowa City y se graduó de abogado en junio de 1891.

En 1896, Harris se trasladó a Chicago, donde comenzó a ejercer la abogacía en pleno centro de la ciudad. Siguió ejerciendo la profesión por más de cuatro décadas.

Además de sus logros profesionales, Harris procuró forjar vínculos personales y espirituales. Asistía asiduamente a misa los domingos aunque no siempre en la misma iglesia. Años después indicó que sus creencias religiosas eran como él mismo: difíciles de encasillar.  “En realidad no pertenezco a ninguna iglesia... No es fácil clasificarme porque mis convicciones no tienen el carácter que es esencial para la afiliación incondicional a una congregación... Desde luego, en estos días los mejores predicadores hablan por radio, y suelo escuchar tres o cuatro sermones todos los domingos.”

Harris amaba la naturaleza, y en 1908 se afilió a un nuevo grupo que organizaba paseos mensuales a bosques, valles y prados de la ciudad, los sábados por la tarde. En 1911, ese grupo se convirtió en el Prairie Club, y Harris fue uno de sus directores.

El nacimiento de Rotary

Los primeros cuatro rotarios (de la izquierda): Gustavus Loehr, Silvester Schiele, Hiram Shorey y Paul P. Harris, 1905-1912.

Tras comenzar a ejercer la abogacía en Chicago, Harris concibió una organización para que los profesionales del medio se reunieran para disfrutar del compañerismo y la mutua colaboración. Propuso tal idea a varios empresarios conocidos y el 23 de febrero de 1905, celebraron lo que posteriormente se conoció como la primera reunión de un club rotario.

En febrero de 1907, Harris fue elegido tercer presidente del club de Chicago, cargo que desempeñó hasta el otoño de 1908. Durante su presidencia formó el Comité Ejecutivo, posteriormente denominado Comité de Medios y Procedimientos, el cual se reunía a la hora de almorzar, tradición que se hizo extensiva durante mucho tiempo a las reuniones de los clubes rotarios.

Hacia finales de su presidencia, Harris ya buscaba extender la presencia de Rotary más allá de Chicago, contra las objeciones de algunos socios que temían que tal expansión implicase gastos adicionales. Harris y otros rotarios insistieron y en 1910 Rotary ya funcionaba en otras de las principales ciudades de Estados Unidos.

Harris reconoció la necesidad de formar una junta directiva y una asociación nacional. En agosto de 1910, principalmente debido a la labor de Harris, los rotarios celebraron su primera Convención, en Chicago. Los 16 clubes en existencia formaron la Asociación Nacional de Clubes Rotarios. La nueva asociación eligió presidente a Paul Harris por unanimidad.

Al final de su segundo mandato, Harris renunció por problemas de salud, necesidad de dedicar tiempo a su esposa y a su profesión. La Convención lo designó presidente emérito, cargo que conservó hasta su muerte.

A mediados de los años 20, Harris retornó a la actividad rotaria, volvió a asistir a las Convenciones y visitó clubes de todo el mundo. Descargue los discursos de Paul Harris.

Jean Harris, por 1926-1928.

Jean, el amor de su vida

Harris conoció a Jean Thomson, escocesa, hija de John y Ann Younson Thomson, durante una excursión en un lugar que posteriormente sería conocido como Prairie Club.

“Un hermoso sábado de marzo de 1910, junto a mis compañeros del Prairie Club tomé un tren eléctrico rumbo al oeste. Era soltero y abierto a la idea de casarme, lo cual significa que había pensado en la posibilidad de la felicidad conyugal. Entonces apareció mi querida Jean”.

Se casaron el 2 de julio de 1910 en Chicago. En 1912, compraron una casa en Longwood Drive, Morgan Park, entonces un suburbio de Chicago. Los Harris llamaban a su morada Comely Bank, por referencia a la calle de Edimburgo donde Jean había pasado su infancia. Recibían amigos de Chicago y de todo el mundo, y celebraban reuniones y reencuentros del Club Rotario de Chicago. Cuando hacía buen tiempo, se reunían en su hermoso "Jardín de la Amistad".

Paul y Jean Harris en Christchurch (Nueva Zelanda) en abril de 1935.

Los Harris no tuvieron hijos, y Jean solía acompañar a Paul en sus viajes a los clubes rotarios del mundo entero. Tras la muerte de Harris, Jean siguió viviendo en Comely Bank durante un breve lapso, aunque posteriormente vendió la casa y, en 1955, regresó a su Edimburgo natal, donde murió en 1963.

La Paul and Jean Harris Home Foundation ha comprado la casa y tiene planes de restaurarla. Ayude a restaurar Comely Bank.

De su puño y letra

Paul quería dedicar un mensaje especial a todos los rotarios, pero Rotary no contaba con un medio de comunicaciones oficial. Chesley R. Perry, el primer secretario general de Rotary, sugirió que se instituyera una publicación para difundir noticias y datos de los clubes, cubriendo el costo con publicidad. Y así fue que nació, en enero de 1911, National Rotarian, más adelante conocida como The Rotarian, con un artículo de Harris en primera plana,  “Rational Rotarianism”. En febrero de 1915, escribió “Passing Our Tenth Milestone” en conmemoración al décimo aniversario de Rotary. 

Paul Harris publicó This Rotarian Age (1935), obra en la cual analizaba por qué la gente realiza buenas obras y describía Chicago en 1905, una ciudad que estaba madura para el cambio que significaba Rotary. Asimismo, se refería a los futuros desafíos que enfrentaba la asociación y su potencial para promover la paz en el mundo.

En 1935, Harris y Jean viajaron durante tres meses alrededor del sudeste de Asia y Australia. Harris deseaba publicar un libro de crónicas de viaje, seguido de una serie de volúmenes sobre otros viajes, llamada Peregrinations (Peregrinaciones), título que reflejaba su recorrido como embajador de Rotary. Peregrinations II (1935) fue su relato de viajes por el sudeste de Asia y Australia, con la intención de combinar reportajes similares a los que había escrito sobre sus giras por Europa y Sudáfrica, bajo el título Peregrinations I. Aunque, posteriormente, iba a escribir Peregrinations III (1937), sobre sus viajes por América del Sur y Central, jamás logró compilar Peregrinations I”.

Muere una leyenda

Tumba de Paul Harris en el Cementario Mount Hope al sur de Chicago. Silvester Schiele, el primer presidente del Club Rotario de Chicago, descansa a uno pasos. Jean Harris fue enterrada en Escocia.

En diciembre de 1945, los Harris viajaron a Tuskegee, Alabama, para pasar el invierno, un viaje que ya habían hecho muchas veces.  Chesley R. Perry, socio del Club Rotario de Chicago y secretario general de RI de 1910 a 1942, se desplazó a Tuskegee y reportó que Harris recibía buena atención médica pero se sentía débil: "Tuvo problemas pulmonares durante muchos años, y no comía ni dormía lo suficiente". Los Harris no volvieron a Chicago hasta el 28 de marzo de 1946.

Harris murió en Chicago, el 27 de enero de 1947, a los 78 años de edad, tras prolongada enfermedad. Los servicios fúnebres se celebraron en la Iglesia Congregacional de Morgan Park, en el sur de Chicago, e hicieron uso de la palabra tres dirigentes de Rotary: Perry, el ex presidente de RI T.A. Warren, y el presidente de RI en ejercicio Richard Hedke. Varios ex presidentes del Club Rotario de Chicago cargaron el féretro. Lea los discursos del funeral de Paul Harris.

Harris había indicado que en vez de coronas florales, prefería que en su honor se hicieran contribuciones a La Fundación Rotaria. Varios días antes de su deceso, los líderes de Rotary decidieron emprender una importante campaña de recaudación, que contribuyó al establecimiento de las Becas de La Fundación Rotaria para estudios avanzados. En su reunión de mayo/junio de 1947, la Directiva destinó US$ 60.000 de los US$ 228.000 recaudados a dicho programa, el que funcionó durante el primer año bajo el nombre Becas Paul Harris de la Fundación para estudios avanzados.

Recursos y material de consulta