Libro de recetas para personas con deficiencias visuales

Una participante en el curso de cocina impartido en Esmirna, Turquía, corta ingredientes para una receta.
Fotografía de: Figen Ertas
Un estudiante de Esmirna, Turquía, participa en una clase de cocina para personas con deficiencias visuales.
Fotografía de: Figen Ertas
Una participante mezcla verduras durante el curso de cocina para personas con deficiencias visuales celebrado en Esmirna, Turquía.
Fotografía de: Figen Ertas

En Bursa, Turquía, una mujer añade tomates a una olla en la que ya se cocinan otras verduras. La mujer tiene una deficiencia visual, pero la ayuda la esposa de un rotario.

En otros lugares de la cocina, cocineros y esposas de rotarios preparan albóndigas, cortan y pelan berenjenas o pesan masa para hacer galletas, mientras en una mesa del comedor anexo, un hombre lee una receta en Braille.

Ahora, gracias a la confianza adquirida tras leer el libro Good Smells From the Kitchen, muchos socios de la biblioteca turca para personas con deficiencias visuales se han decidido a cocinar.

"Por primera vez en mi vida hice albóndigas de lentejas", explica Sϋheyla Karayalçin, una de las personas que recibieron el libro. "No lo había intentado antes; me dijeron que me salieron muy bien. Estoy muy contenta de tener un libro de recetas especialmente diseñado para personas como yo".

Esta actividad forma parte de un proyecto diseñado por rotarios turcos que, en colaboración con la biblioteca, publicaron el primer libro de recetas para personas con deficiencias visuales tanto en Braille como en un CD de audio. Decenas de copias del libro ya se han distribuido gratuitamente entre los socios de la biblioteca. En el futuro se irán imprimiendo más copias tan pronto los rotarios consigan más fondos o nuevos patrocinadores.

Günes Ertaş comenta que la idea de crear el libro de recetas surgió de los propios rotarios después de que, gracias a varias subvenciones de Rotary, hubieran ayudado a la biblioteca a adquirir máquinas de lectura en Braille y otros suministros. Por su parte, Figen, la esposa de Ertaş, recopiló más de 100 recetas.

"Solicitamos la colaboración de las esposas de los rotarios del área incluida desde Canakkale a Fethiye", explica Fίgen. "Les pedimos que se pusieran en el lugar de una persona con deficiencias visuales antes de enviar sus recetas. Por ejemplo, no podrían decir algo como "añade harina hasta que la masa espese", sino que la receta tendría que ser precisa. Tampoco queríamos incluir pesos en gramos, sino tazas o cucharadas".

Un comité integrado por un ingeniero en alimentos, un dietista, varias personas que enviaron recetas y usuarios de la biblioteca probaron cada una de las recetas antes de seleccionar las 100 que se incluyeron en el libro. El chef de Bursa Omur Akkor cocinó todos los platos con los ojos cerrados e hizo los últimos ajustes.

"En el libro me encontré algunas descripciones interesantes sobre cómo cortar zanahorias", comenta Karayalçin. "Por ejemplo, dice que hay que cortarlas en forma de dados de backgammon. No todo el mundo sabe lo que es un cubo, pero todos saben el tamaño de un dado de backgammon. Yo no cocino mucho, pero este libro ha despertado mi interés".

Las recetas están divididas en categorías como sopas, ensaladas, aperitivos, verduras, platos principales, pasteles y pan. Mientras la biblioteca imprimía los ejemplares en Braille, las esposas de los rotarios acudieron a un estudio de grabación para preparar la versión en audio.

En Esmirna y Bursa se ofrecieron cuatro cursos de cocina para que los socios de la biblioteca pudieran practicar. Cada uno de los asistentes recibió una copia de libro y utensilios de cocina. En diciembre, las esposas de los rotarios organizaron otro curso para los niños con deficiencias visuales de Balikeshir.

Entre todos los libros turcos presentados al Gourmand World Cookbook Awards, el libro obtuvo el primer premio en dos categorías: Mejor libro innovador y Mejor libro benéfico. Ahora pasará a la final de Pekín. Günes y su esposa planean asistir a la ceremonia en el mes de mayo.

El proyecto ha sido cubierto por la televisión turca y fue seleccionado por la Fundación Sabanci como uno de sus 100 proyectos artífices del cambio. Günes explica que los rotarios siguen buscando patrocinadores para imprimir más copias (imprimir una copia en Braille cuesta US$ 150). El nombre del patrocinador se incluye en una de las páginas interiores.

"Es el primer libro de este tipo en Turquía; esto y el hecho de que hayan participado muchas personas es lo que hace que especial este proyecto. Esta iniciativa demuestra lo que puede alcanzarse en Rotary gracias a la colaboración", concluye Günes.

Lea un artículo de Günes Ertaş en el blog Rotary Voices

Noticias de Rotary

16-May-2014
RSS